miércoles, 17 de abril de 2013

RECAIDA


Desandando los besos marchitos
abrazada a  sábanas amargas
y la tibieza muda  de tu alma silente

Me sumerjo en el arcoiris negro de este tiempo estancado
en el eco del tiempo detenido
y de qué sirve el colchón nuevo
y las  sàbanas de satin
si tu  alma sigue  inmutable y el deseo intacto
y tu boca muda deja que tu cuerpo hable
a cada  beso
a cada caricia des-esperada
hambrienta de mi
redescubrièndo la suavidad de mis muslos que te esperan
quien sabe desde cuando
 y los por quès...